Nuestra historia es la que nos ha enseñado a elaborar nuestros productos

Ya entre los años 1910 y 1920 la Bisabuela Geronima tenía un horno en donde se cocía pan y bollos para los vecinos de Castejón, en esa época los recursos eran pocos y no había dinero, a sí que se recompensaba a la dueña del horno con algunos productos que se cocían (pan, galletas, magdalenas), tenían que darle al hornero/a, por ejemplo si se cocía 1 lata de magdalenas a cambio de la cocción le daba 1 magdalena.

En 1950 aproximadamente, mi abuelo Pedro, cambió la manera de trabajar, comenzó a elaborar y cocer su propio pan para venderlo al público, mi abuelo monto una panadería

En 1958, mi padre Antonio le relevó y se puso al mando del negocio familiar, en esa época, él solo fabricaba pan, no se realizaba bollería en la panadería.

Y ya de muy pequeño, yo jugaba por la panadería de mi padre , será por eso que me lleno la idea de seguir con los pasos de nuestros antepasados.

En los años 70 con la emigración, nos fuimos a Madrid donde mi padre Antonio, trabajó en una panificadora hasta un día que cayó enfermo y tuvieron que operarle, después de la operación tuvo que dejar de trabajar En el año 1984 cuando terminé la mili , y se jubiló el panadero que había en el pueblo, cerraron la panadería que había.

Fué entonces cuando decidimos regresar al pueblo y abrir una nueva panadería.

En octubre de 1984 llegamos al pueblo, mi padre Antonio y yo , juntos, empezamos a derrumbar las cuadras y la casa vieja, donde decidimos construir la panadería que hoy es Productos Caseros Barón.

La nueva panadería se inauguró el 09/08/1985 con un horno giratorio de leña ,una amasadora y poco más, no había mas presupuesto.

En esos años en Castejón, había unos 550 habitantes. Solo fabricábamos pan y bollería para el pueblo no salíamos a ningún otro sitio , pero en unos pocos años empezó a descender la población de la comarca, esto nos llevó a distribuir los productos por los pueblos cercanos y tiendas de Cuenca.

La primera vez que fui a Cuenca, solo tenía un cliente .en poco tiempo ya me hice con mas de 100 clientes, haciendo el pan y la bollería que nos habían enseñado nuestros padres, elaborando un buen producto de buena calidad así conseguimos mantener nuestra panadería a flote.

En el año 1996 aproximadamente empezamos a llevar galletas a Madrid, de hacer las galletas con un corta-pastas a tener que comprar nueva maquinaria para poder atender la demanda de los clientes .

Hoy en día repartimos pan por 14 pueblos de la zona , pueblos que cada vez están mas despoblados , pero nuestro afán por seguir dando nuestro pan de cada día no cesa y seguir atendiendo a nuestros clientes.

Nueva Generación

En este momento estamos enseñando a nuestros retoños todo lo que necesitan saber para elaborar esos productos y que no caigan en el olvido como lo están haciendo estos pueblos en los que cada día somos menos, con esta iniciativa buscamos llegar a mas puntos de españa y que no se acabe el legado de nuestros abuelos.